ATENCIÓN


 


NOS HEMOS TRASLADADO A UNA NUEVA WEB CON


MAS CONTENIDO Y VIDEOS


ESTAMOS EN


http://www.elmundoenmoto.net/


 


 


 


————————————————————————————————————————————————————————–


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FECHA: Abril-Mayo 1992

DURACIÓN: 25 días

Km: 7.800 km

VEHÍCULO: Nissan Patrol SD 33

algeria-400-x-256.jpg




Este viaje iba a significar algunos cambios, para empezar sería nuestra “luna de miel”, hacía 2 semanas que nos habíamos casado. Otro que lo haríamos en un 4×4, cruzar el Sahara dos personas en una moto no es lo más indicado, aunque seguro que más de una pareja lo habrá hecho.

¿Nervios por casarnos? Los nervios eran por la preparación del coche, el itinerario, por la situación política en Argelia, por la dureza del viaje…lo de la boda era lo de menos, en cuanto a preparativos me refiero.

Nuestra salida estaba prevista para mediados de Abril y unos meses antes, Enero, el gobierno argelino había ilegalizado a el FIS, el partido integrista y ganador de las elecciones celebradas a finales del 91. La situación en Argelia se iba poniendo cada vez más complicada, el ejército había reprimido las, hasta entonces tímidas, primeras protestas. Pero algo teníamos claro, o lo hacíamos entonces o no sabíamos cuando podríamos volver a intentarlo. Lo sensato habría sido esperar el paso del tiempo, afortunadamente la juventud, las ganas, la ilusión…y no dar por perdido el tiempo y el dinero empleado durante los últimos meses, pudieron más que la razón y no pensamos en nunca en renunciar a nuestro viaje.

Con el paso de los años, y viendo el rumbo que tomó la situación en Argelia, creo que tuvimos una gran suerte, dos meses después de nuestra regreso empezaron las primeras matanzas, los ataques a extranjeros, los atentados…la decisión nos salió bien y eso es lo que cuenta, de todos modos aunque nunca sabes dónde puede estar el peligro, mejor “no compras papeletas” para que no te toque.

La preparación del itinerario no fue muy compleja, es lo bueno que tiene cruzar el Sahara, hay una carretera-pista central, la Transahariana que llega hasta Níger, otra en el oeste, la que lleva hasta Reggane, y la del este, hasta Djanet. Comunicadas a su vez por otras transversales menos transitadas y en peor estado. Nuestro plan era bajar por el centro, pasar a Níger y el regreso hacerlo por la parte oeste cercana a la frontera con Marruecos.

El coche no necesitó una gran transformación, preparamos una baca reforzada para llevar las reservas de gas-oil y de agua, se cambiaron los neumáticos de serie por otros más anchos, se añadió una segunda rueda de repuesto, se eliminaron los asientos traseros, preparamos una caja con repuestos (aceite, filtros, junta culata, disco embrague, pastillas freno, tornillería, herramientas, cámaras, compresor…) un gato especial para 4×4, eslinga, planchas para la arena, pala…y cuarentamil cosas más que seguramente no iban a hacernos falta, pero que, a diferencia de cuando viajas en moto, no estorban y nunca sabes lo que puedes necesitar.

file0084-450-x-344-300-x-157.jpg

file0085-450-x-349-300-x-198.jpg



Tema administrativo, necesitábamos visados para Argelia, asunto que resolvimos en la embajada en Madrid,  el carné de aduanas para el coche (una especie de pasaporte), que su tramitación fue engorrosa, cara, pero imprescindible si queríamos entrar en Níger de forma legal, permisos internacionales de conducir para los dos, vacunas antitetánicas, no obligatorias pero siempre recomendables.

A todo esto había que añadir tienda de campaña, sacos, mesa, sillas, comida envasada y útiles de cocina, botiquín, equipo de orientación que consistía en…una brújula y unos mapas del IGN, entonces el GPS era un “aparato” de Sony, carísimo (250.000 pts), difícil de manejar y no del todo fiable.

Al llegar a Algeciras primer contratiempo, la empresa que cruza a Ceuta está en huelga, tenemos que cambiar sobre la marcha y embarcar en la compañía marroquí con el consiguiente retraso, ya que desembarcamos en Tánger, con lo que perdemos medio día, podía haber sido peor…

Viajamos en dirección oeste y al cruzarnos con un coche, crash, el cristal delantero de nuestro Patrol queda hecho mil pedazos (evidentemente no era laminado). Tras el susto inicial y limpiar los cristales, decidimos que lo mejor es bajar hasta Fez e intentar encontrar allí un parabrisas, no nos apetece dar la vuelta y volver a Ceuta, además es sábado y quizás no toca esperar hasta el lunes.

file0082-450-x-473-396-x-377.jpg


El concesionario Nissan en Fez es una habitación de unos 50 mt cuadrados en el que solamente hay un Patrol nuevo y nada más, por supuesto nada de taller ni almacén de recambios. Preguntamos a los dos hombres que están ¿al cargo? Y la única solución es pedir el cristal a Casablanca y esperar a última hora de la tarde que llegue en una furgoneta, nos dicen el precio (unas 7.000 pts), les ofrecemos el doble si nos dejan quitar la del coche nuevo que tienen allí y a la tarde ellos le monten la que les llegue, dicen que no pueden hacer eso, ofrecemos algo más, se miran uno al otro y mueven negativamente la cabeza. Luego nos enteramos que rechazaron nuestra oferta porqué ellos no sabían montar el cristal.

Cuando llegó la furgoneta de Casablanca ya era de noche, ante la atenta mirada de la gente que a esas horas regresaban a sus casas, en plena calle Conchi y yo montamos el cristal, nos despedimos de “los hombres claves de la Nissan en Fez” y nos pusimos en marcha rumbo a la frontera de Oujda.

Pasamos la noche conduciendo, alguna parada a tomar café con los camioneros marroquíes,  y antes de amanecer ya estábamos en la ciudad fronteriza. Casi cinco horas entre espera, papeleos, revisión del coche, al que hubo que descargar y desmontar las moquetas del piso, preguntas por parte de la policía del tipo “¿tienen drogas”? ¿”tienen armas, explosivos? ¿alcóhol?”, hasta que al final nos pusieron todos los sellos y pudimos empezar a circular por Argelia.

file0088-450-x-394.jpg

Como no encontramos un hotel que mereciera tal nombre, ni un lugar seguro donde montar la tienda decidimos que dormiríamos en el coche. Paramos junto a  una gasolinera, nos hicimos algo de cena. echamos hacia atrás los asientos y…segunda noche del viaje que dormíamos en el coche.

Con el paso del tiempo he sabido que Tlemcen es una de las cunas de integristas argelinos, pero aquella soleada mañana los hombres con barba que miraban con curiosidad nuestro coche, aparcado en la plaza principal, no me parecían peligrosos. Habladores tampoco, pero casi mejor, mi francés no daba para mucho y Conchi estaba en el edificio de correos llamando por teléfono a España para dar noticias nuestras.

Estamos ya en la Transahariana, el paisaje es de desierto, de vez en cuando nos cruzamos con algunos camiones y poco más, cada vez hay más arena, menos vegetación pero la carretera está bien, no hay problemas para ir a 110-120 km/h

file0122-450-x-320.jpg

file0105-450-x-412-300-x-275.jpg


Gardahia es la ciudad de las cinco ciudades, en realidad son cinco poblaciones cada una con sus peculiaridades, incluso una de ellas, la ciudad santa de Beni Isguem, hasta hace poco tiempo cerraba sus puertas por las noches para impedir la entrada de infieles (no se puede fumar, hacer fotos, entrar en pantalones cortos..)

file0079-450-x-310.jpg

Gardahia es la mayor de ellas y la que da el nombre, está situada en el valle del M´zab. Dimos una vuelta por sus calles y fuimos al mercado de la plaza para conocerlo y para comprar verduras y frutas. Durante nuestro recorrido nos cruzamos con varias mujeres mozabitas, van tapadas de arriba abajo con una túnica negra y solamente tienen una abertura para ver, pero no con los dos ojos, solamente para ver por un ojo.

El camping ha tenido épocas mejores, las instalaciones están más o menos decentes pero el aspecto es desolador, solamente estamos dos alemanes con sendos Peugeor 505 que  intentan bajar y vender en Níger y nosotros. Ellos nos cuentan lo que nos temíamos, que debido a problemas con los tuaregs, la frontera entre Argelia y Níger está cerrada, la ruta por Mali es mucho más difícil y también peligrosa por los ataques de algunos tuarges, ellos están allí esperando (no saben muy bien a qué) ya que el objetivo de su viaje es la venta de los coches y del recambio que llevan, y con esta situación no les interesa cruzar el desierto.

file0083-450-x-338.jpg

file0090-450-x-292.jpg

El Golea, otro nombre mítico en la Transahariana es nuestra siguiente parada. Está en una depresión y antes de empezar la acusada pendiente hasta ella, hay que hacer una parada para ver desde lo alto su palmeral. Aquí el camping era aún más desolador, solamente estábamos nosotros, la gente nos contaba que antes eran muchos los europeos que pasaban por aquí camino del sur, pero que desde primeros de año el turismo había desparecido, tenían la esperanza de que la situación política pronto se arreglaría y los viajeros, en especial los franceses, volverían.

file0099-450-x-201.jpg

Contactamos con un guía que nos llevó a la ermita del Padre Foucauld, que se paso media vida intentando cristianizar a los tuaregs (hasta que le mataron), cerca de ella recogimos unas cuantas rosas del desierto (formaciones minerales a las que la acción del viento da la forma de una rosa).

file0098-450-x-628-300-x-419.jpg 

file0109-450-x-247.jpg

Al regreso nuestro guía nos llevó a su casa, nos invitó a té y dátiles y nosotros les regalamos ropa y calzado, Estaban muy interesados en preguntar cosas de nosotros, bueno de mi, mi trabajo, mi familia…ya que Conchi les servía solamente como interprete. Estábamos empezando a conocer la verdadera hospitalidad de la gente del desierto.

file0106-450-x-259.jpg

El camino hasta el oasis de In Salah, uno de los lugares más calurosos del Sahara, es desierto puro. La pista empieza a tener trozos en los que es mejor viajar fuera de ella, la arena empieza a tapar el asfalto, que cada vez está más destrozado. Podemos hacer cien km sin encontrar a otro vehículo, estamos cruzando la planicie de Tademait, 400 km de llanura absoluta, cada día hace más calor, pero lo llevamos bien, todavía no llegamos a los 40º.

file0118-450-x-227.jpg

file0089-450-x-335.jpg

In Salah está rodeado de altas dunas de arena y muchos de sus habitantes tienen rasgos subsaharianos, cuando te saludas con ellos y estrechas sus manos te das cuenta de que la tuya está ardiendo y la suya está fría, la adaptación de su organismo al entorno es evidente.

file0107-450-x-220.jpg

En el camping sorpresa, nos encontramos con un motero alemán que viene del sur, sus noticias no son muy buenas, en Tamanrasset le han apedreado y le han intentado asaltar, por suerte para él y su BVMW GS la cosa no ha pasado a mayores, nos informa que ha oído que habían abierto la frontera con Níger. Le invitamos a café y unas galletas que, según se las toma, le deben saber a gloria.

Por la noche se desata una gran tormenta de arena, ponemos el coche protegiendo la tienda, con el frontal en dirección contraria al lado del que sopla el viento para que el radiador no se atasque de arena, A la mañana siguiente, el interior de la tienda está lleno de arena, incluidas nuestras caras y eso que todas las cremalleras y ventanillas estaban bien cerradas.

file0111-450-x-233.jpg

Nos separan 660 km de Tamanrasett, hemos decidido seguir y ver que pasa. Hoy circulamos más tiempo por fuera que por dentro de la pista, para evitar las roderas de los camiones a veces vamos 50 ó 100 mt separados de ella, pero no hay peligro de perdernos (siempre que no perdamos de vista la transahariana).

 file0102-450-x-300.jpg

file0101-450-x-269.jpg

file0104-450-x-284.jpg

Tenemos que echar mano de las reservas de gas-oil, por cierto el precio del combustible es muy barato (entre 3 y 5 pesetas dependiendo si es al norte o al sur), los alimentos básicos que compramos (pan, algo de fruta, verdura…) también, por supuesto el precio de los campings, por lo que nuestros gastos diarios son ridículos.

Tamanrasett presentaba aspecto de que haber tenido días de esplendor pero ahora estaba medio muerto. A lo largo de su calle principal se veían muchos negocios cerrados, talleres, agencias de viaje, algún hotel…y siempre la misma cantinela “en cuanto se calme la situación los turistas volverán, in-Salah (si Dios quiere)”

file0112-450-x-677-275-x-414.jpg


Subir hasta el Assekrem descartado, tardaríamos un día por una pista de montaña y llena de grandes piedras, pero lo peor es que en la propia policía prácticamente nos lo prohíbe, hace unas semanas desapareció un camión suizo, los bandidos se lo llevaron entero, dejaron a sus ocupantes en calzoncillos, les dejaron agua y les indicaron por donde se volvía a Tamanrasset.

Para lo visto hasta ahora, nuestro camping está casi abarrotado, un 4×4 y un camión franceses, otro 4×4 inglés y nosotros. Quieren que nos unamos al conboy que están preparando hasta Níger, la policía  está dispuesta a acompañarnos hasta la frontera pero luego ya será cosa nuestra. Pensamos que para Conchi y para mi es suficiente, nos separan solamente 400 km de la frontera con Níger (In Gueezzam), pero no debemos olvidar que nos queda un largo camino de vuelta a casa y mucho desierto por recorre, decidimos quedarnos unos días, descansar, revisar el coche, cambiar aceite, filtros… y hacer alguna corta excursión por la zona (tiempo después supimos que el “conboy” llegó hasta Níger, pero en la frontera les hicieron dar media vuelta).

file0093-450-x-300.jpg

file0120-450-x-297.jpg

file0116-450-x-294.jpg

Desandamos camino, dormimos otra vez en In-Salah y a la mañana siguiente empezamos la etapa más dura de todo el viaje. En la salida norte del oasis tomas una pista a la izquierda que tras algo más de 300 km te lleva hasta Reganne. Al principio es fácil, terreno duro, la pista bien marcada con sus bidones de 200 lts llenos de arena cada uno o dos km…pero pronto la cosa va cambiando, hay bancos de arena, nos atascamos varias veces, hay que bajarse, poner el gato, cavar delante de las ruedas, meter las planchas, salir, parar y recoger todo,  para darle más ambiente una tormenta de arena hace su aparición. Es como un día de niebla espesa pero con arena, no ves nada y lo normal es que te pierdas…como así nos ocurrió. Tuvimos la habilidad suficiente, seguramente la suerte, de encontrar uno de los bidones que marcan la pista, no paramos cerca de el y juré no movernos de allí hasta que pasara la tormenta… Algunos cigarros, unas risas al principio, ¿qué estará haciendo ahora la gente en Alba?… y después de una hora así ya estábamos un poco “nerviosos”.

file0078-450-x-306-250-x-1701.jpg


Unas luces aparecieron entre la arena, otro Patrol que hacía las veces de taxi entre un oasis y otro se acercaba a donde estábamos (teníamos las luces encendidas), el coche iba lleno de negros (tal y como suena), hablamos con su conductor y nos dijo que iba hasta Reganne y que podíamos seguirle…”venga vamos allá”. Lo de seguirle parecía sencillo, su coche era menos potente que el nuestro, iba más cargado, el abría camino entre la tormenta, pero… su velocidad no bajaba de 90-100 y además circulábamos alejados de la pista, no volvimos a ver ninguna señal. Aquella situación no me parecía real, dando botes persiguiendo a un coche en medio de una tormenta de arena y sin saber donde nos encontrábamos. No sé si era el miedo a separarnos de el, si que todos mis sentidos estaban puestos en conducir nuestro coche a la misma velocidad que el otro y por el mismo sitio…pero ni Conchi ni yo articulamos palabra durante un buen rato.

Poco antes de Reganne el viento se calma, vemos el paisaje, el cielo…y volvemos al mundo real, aunque sea en pleno corazón del Sahara. Nos despedimos del taxista y sus clientes y nos damos una vuelta por el oasis.

Si piensas cruzar el desierto del Tanezrouft, más vale que antes hagas una parada en Regannne, de aquí hasta Gao no hay nada, nada es nada, casi 1.400 km vacios, solamente 2 puntos de referencia, Poste Weygand y Bidón V, y son solamente eso dos ruinas de antiguos puestos militares franceses. Por algo Tanezrouft significa “la nada dentro de la nada”, pero que bonito sería poder cruzarlo algún día…

file0114-450-x-212.jpg

Alcanzar el oasis de Timimoun antes de que sea de noche va a ser difícil, por lo tanto antes de que oscurezca paramos a cenar (los spaguetis más ricos que he comido eran los que preparaba Cocnhi en medio del desierto) y echamos gasoil de nuestras reservas. No hay luna pero enlazamos con una carretera más o menos asfaltada y nos facilita mucho conducir en la oscuridad. Derechos al camping y mañana ya veremos si Timimoun (el oasis rojo, por el color de sus casas, estilo sudanés) es tan bonito como dicen.

file0119-450-x-254.jpg

Como en la mayoría de los oasis, somos la novedad, la falta de turistas es total, esto hace que la mayoría de la gente se muestre muy amable con nosotros. En el desierto las noticias corren de un lado para otro y ya sabían que hacía 15 días habíamos pasado por El Golea…Aceptamos la invitación para cenar con una familia, las madre y las hijas entran en la habitación para poner y retirar los platos, solamente los hombres de la casa nos acompañan durante la cena. Con su manos despedazan las gallina que han cocinado e intentan darnos lo más sabroso para nosotros, hablamos de nuestras vidas, del desierto y, como no, de la esperanza que tienen de que pronto vuelva el turismo a Timimoun.

Pasamos varios días aquí, hacemos excursiones por los alrededores, el lago salado (la sebkha), las dunas (con varios atascos en la arena), correspondemos a las invitaciones con cenas que organizamos en el camping, por las noches vamos a la terraza del hotel Oasis Rouge a hablar con la gente y escuchar sus historias y leyendas del desierto, mientras tomamos té y vemos el paisaje a luz de la luna. La expresión “mar de dunas” se comprende rápidamente ante este espectáculo. Pero llega la hora de marcharnos y de despedirnos de la gente de este oasis, intercambiamos regalos, direcciones y con un “nos volveremos a ver, in-Salah” seguimos nuestro viaje.

file0115-450-x-262.jpg

Taghit está justo al lado del gran erg (área muy grande de dunas) Occidental, subir a la gran duna  y desde allí ver amanecer es un privilegio que no podemos perdernos. La puerta de la comisaría está llena de carteles de occidentales que un día se internaron por el Sahara y nunca más se supo de ellos. Sus fotos, historias y datos para contactar con su familia hacen que nos recorra un escalofrío.

file0081-450-x-277.jpg

file0092-450-x-602-250-x-353.jpg


Paramos en Bechar, donde está la última gasolinera antes de la frontera de Beni Ounif. Con lo barato que es el gasoil, no vamos a dejar pasar la oportunidad de llenar nuestros bidones antes de salir de Argelia, El encargado nos advierte, “la policía de la frontera les va a quitar el gasoil”, entonces nada, solamente llenar el depósito y listo.

El paso fronterizo es muy pequeño, no hay colas, no hay nadie, solamente la policía y tres militares, como vemos que están aburridos nos tememos que esa mañana vamos a ser su “entretenimiento”. Preguntas y más preguntas, papeles, que si falta esto o lo otro, ¿los bidones están llenos? ¿Cuántas rosas del desierto llevan? ¿tienen dinero argelino?… y por esta última pregunta vinieron los problemas. Nos había sobrado algo de moneda argelina (unas 16.000 pts) y por en uno de los formularios de salida no lo habíamos declarado, resultado, oficialmente estamos detenidos por intentar sacar ilegalmente ese dinero ¿para reír, verdad? Pero ante los militares apuntándonos con sus armas no son ganas de reír lo que tenemos, afortunadamente vemos clara la situación, quieren que les demos algo (el dinero), pero en estos casos hay que tener cuidado con no ofender al funcionario o militar de turno. Tras una hora de negociación los dirhams cambiaron de mano, así como algún cartón de tabaco que aún nos quedaba, cintas de casete y algo de  ropa. Con una sonrisa en nuestras caras (y maldiciéndoles por el rato que nos había hecho pasar) nos despedimos y pasamos al lado marroquí sin problemas.

Aprovechamos que estábamos cerca de la gargantas de Todra (pendientes de ver en nuestros anteriores viajes en moto) y ya nos desviamos hasta ellas, Marrakech fue nuestra siguiente parada y habíamos decidido hacerlo a todo lujo, ni más ni menos que hospedándonos en la Momounia. Un congreso de farmacéuticos europeos tenían copado el hotel, pero en recepción nos buscaron otro, el Imperial Borj, inaugurado hacía poco tiempo, también de lujo y muy cerca de la plaza Jema el Fna.  Al recepcionista no le gusto mucho nuestro aspecto cuando nos vio cruzar el lujoso hall, una vez duchados y cambiados de ropa bajamos a saludarle y le costó trabajo reconocernos.

file0123-450-x-318.jpg

Piscina, visitas a Jema, y días después estábamos de vuelta en casa con la idea de que pronto volveríamos a Argelia, aunque todavía no lo hemos logrado, pero no perdemos la esperanza de que algún día volveremos (in-Salah, si Dios quiere)

file0086-450-x-322.jpg


3 Responses to “* 1992 ARGELIA Y NIGER”


  1. 1 belakehal
    junio 11, 2008 a las 11:06 pm

    bonjour
    je suis tombé sur votre site par hazard , mais vraiment je suis desolé que je ne comprendre pas la langue italien .mais les photos m’apli beaucoup surtout les photos d’el golea ma ville…
    accepté mon amitie
    ali
    belakehalali1@yahoo.fr

  2. 2 Ana
    octubre 22, 2008 a las 6:42 pm

    It is incredible experience!!! I am very interesting your this adventur with a lot of difficult.

    Do you have more photos about Ghardaia?

  3. octubre 23, 2008 a las 7:33 am

    sorry Ana, but was not easy take photos on Ghardaia, was a problem when people saw us with the photo-camera. If you want know more about our travel to Niger, please contact with me.
    Where are you?

    Regards


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Comentarios recientes

VIAJEROS QUE NOS HAN VISITADO :

Posts Más Vistos

QUÉ TIEMPO TENEMOS

El Tiempo en Alba de Tormes - Predicción a 7 dás y condiciones actuales.

A %d blogueros les gusta esto: